RUAJ AMI רוח עמי

Renovando lo antiguo y santificando lo nuevo
Rav Abraham Itzjak Kook

MÁS
Es una comunidad judía espiritual, religiosa y cultural. Es un lugar de encuentro y es mucho más que eso porque en esencia RUAJ AMI es una forma de ver y vivir la vida. 

¿QUÉ ES RUAJ AMI?

 

Es una comunidad judía espiritual, religiosa y cultural. Es un lugar de encuentro y es mucho más que eso porque en esencia RUAJ AMI es una forma de ver y vivir la vida. No hay prejuicios. De verdad. Novatos y veteranos, activistas y ambivalentes, racionalistas y místicos; los que aman el hebreo y los que rezan más allá de cualquier lenguaje; los que sienten profundamente su identidad y pertenencia al pueblo judío pero no necesariamente se entusiasman con sus rituales y los que disfrutan de cada rito en forma apasionada, los que vienen de cualquier configuración familiar judía, los que poseen cualquier tipo orientación sexual; el dinamismo y orgullo de nuestra comunidad se basa en su pluralismo y diversidad. Nuestro compromiso no es solamente con aquellos que piensan igual que nosotros sino con todos los que nos necesitan, con cada ser humano de buena voluntad sin distinción. Creemos en una forma de liderazgo que no es vertical ni rabinocéntrica sino horizontal y que empodera a cada uno donde se encuentra con el fin de crecer cada día más en su propio viaje. En Ruaj Ami no hay un mismo lugar al que todos deben llegar y acordar sino que estamos para acompañarnos celebrando la diferencia de la unidad en la diversidad milenaria de nuestro pueblo y la humanidad. Rezamos en forma circular sin nadie parado y otros sentados. El contrapunto y la armonía de nuestras voces y corazones constituye nuestra obra maestra. Aquí nadie viene a mirar hacia afuera ni a ser parte de un show sino a mirarse hacia adentro. A no ser servido sino a servirse de espiritualidad.
 

 
Nos pensamos como una comunidad Religiosa & Cultural reflejando el abanico inmenso de nuestro pueblo y dejamos que la experiencia se defina a sí misma para cada uno.

PERO ¿ES UNA SINAGOGA O QUÉ?

 

Si. No. Un poco. Depende. Palabras como "sinagoga", "shil", "shul", "templo" o "knis" tienden a etiquetar y limitar nuestra imaginación. Queremos pensar en forma expansiva sobre lo que la vida judía es y puede llegar a ser más allá de un lugar particular o lo que es obvio y esperado por todos como lo normativamente aceptado como judío. Nos pensamos a nosotros mismos como una comunidad Religiosa & Cultural reflejando el abanico inmenso de nuestro pueblo y dejamos que la experiencia se defina a sí misma para cada uno. Consideramos RUAJ AMI como un lugar de encuentro. Decimos que es como en casa porque es literalmente una casa con muchas familias igual que la nuestra: llena de almas muy diferentes que son parte nuestra a pesar de no estar de acuerdo en todo con nosotros y eso ¡nos encanta y nos motiva!

Si te preguntas si lo que hacemos es religioso, la respuesta es sí, absolutamente.

Puedes llamarlo espiritual si esa palabra te gusta más.
 

 
Acogemos a todos porque todos nos importan.
 
¡Como en nuestra familia!

¿A QUÉ MOVIMIENTO O CORRIENTE PERTENECEN?

 

El espíritu de RUAJ AMI  es post-denominacional y está más allá de las definiciones, etiquetas y categorías que pueden limitar nuestra vida judía. Por eso RUAJ AMI se ve a sí mismo como un modelo superador de todas las denominaciones y no está afiliado a ningún movimiento ideológico ni religioso aunque formamos parte de la WUPJ sin que eso represente ni contenga la totalidad de nuestras familias.  Creemos que las denominaciones, corrientes o movimientos son los resabios del siglo XIX y XX los cuales limitan la verdadera experiencia tradicional judía que por miles de años evitó encasillarse en gremios trascendiendo así las limitaciones de las nomenclaturas. Esperamos de esta forma que todas las personas se sientan cómodas en RUAJ AMI ya sean Reformistas, Conservadores, Reconstruccionistas, Ortodoxos, Jasídicos, místicos, cabalistas, no afiliados, no judíos, tradicionalistas, fieles, sionistas, anti-sionistas, desconectados, agnósticos y creyentes. Acogemos a todos porque todos nos importan. ¡Como en nuestra familia!

 
 
Si te gusta lo que has encontrado y quieres que permanezca, te invitamos a convertirte en socio y amigo de RUAJ AMI.

¿TENGO QUE SER SOCIO PARA PODER IR?

De ningún modo. Nuestras puertas están abiertas. Si vas a venir por primera vez, asegúrate de presentarte para que podamos darte la bienvenida. Nadie puede pasar por RUAJ AMI sin que RUAJ AMI "pase" por ellos o ellas.


Pero si es la primera vez que vienes lo mejor es que nos avises antes enviándonos un email a contacto@ruajami.cl con tus datos y contándonos un poco más de ti del mismo modo que lo harías si alguien que no conoces golpea la puerta de tu casa.

¿QUIÉN PAGA TODO ESTO?

 

Para construir y mantener RUAJ AMI, quienes aman este lugar son invitados a asociarse y convocados a formar parte de algo más grande y sagrado. Es tan simple como eso.

 

Como RUAJ AMI no es una comunidad de servicio sino un lugar que hacemos entre todos, cada uno de nosotros cuenta y nadie está de compromiso ni es responsable de financiar tu experiencia espiritual.
Aunque tuvimos algunas familias comprometidas para empezar, no se puede (y probablemente no debería) durar así para siempre. Sabemos que estamos construyendo algo significativo para todos, del mismo modo que lo hacemos con nuestro hogar. Apenas podemos creer cuántos nos han dicho que aman y necesitan un lugar como RUAJ AMI y cómo se ha intensificado este sentimiento en tan poco tiempo. Si te gusta lo que has encontrado y quieres que permanezca, te invitamos a convertirte en socio y amigo de RUAJ AMI.

 
“Los fundadores de Ruaj Ami tenían mucha claridad en la visión de lo que querían y parecía existir una genuina necesidad en la comunidad judía chilena”

NUESTRA HISTORIA

Después que Or Shalom fue cerrada en diciembre del 2006, un grupo de 5 familias decidieron mantener vivo el espíritu de Or Shalom arrendando un espacio en el Hotel Director de Vitacura, para realizar allí los servicios de kabalat shabat y comenzar a crear una nueva comunidad, la que con el andar del tiempo se llamó Ruaj Ami – “Espíritu de mi Pueblo”, basada en los pilares de la igualdad, pluralismo, tolerancia y klal Israel. Uno de los grades hitos de esta época fue la realización de los Iamim Noraim en el Hotel Director, logrando juntar más de cien personas.

 

Al mismo tiempo, un fenómeno único estaba ocurriendo en Estados Unidos, el nacimiento de un nuevo seminario rabínico. El conocido autor y profesor, rabino Arthur Green creó un nuevo colegio rabínico en Boston en el año 2003 llamado Hebrew College. Fundado sobre los mismos cuatro principios fundamentales de igualitarismo, pluralismo, tolerancia y Klal Israel – el seminario pareció ser la combinación perfecta. Jaim Koritzinsky, uno de los primeros graduados del nuevo seminario, vino a visitar la comunidad para Jánuca del 2007 y quedó impresionado por la visión y dedicación de las familias fundadoras de Ruaj Ami.

“Los fundadores de Ruaj Ami tenían mucha claridad en la visión de lo que querían y parecía existir una genuina necesidad en la comunidad judía chilena”, dijo. Esto se volvió una clara verdad, ya que la comunidad creció rápidamente con la llegada del rabino Koritzinsky en julio del 2008. La asistencia a los servicios de los viernes por la noche- liderados por Koritzinsky y la Jazanit Mimi Levy – se duplicó.

 

Gracias al duro trabajo del Presidente Victor Grimblatt, se formó un fuerte directorio y comenzó la búsqueda de un hogar permanente para la comunidad. Justo a tiempo para los Iamim Noraim, Ruaj Ami encontró una hermosa casa en el sector de Los Domínicos, frente al cerro Calán, e inauguraron su sede con un Yom Kipur muy concurrido, pero poniendo siempre énfasis en la calidez y cercanía. Ruaj Ami continúa creciendo. La asistencia a los servicios de kabalat shabat es cada vez mayor y “nuestra gran alegría es que cada miembro que se incorpora ayuda a aumentar la espiritualidad que vivimos en los servicios. Dado que estudiar Torá es para nosotros fundamental, la comunidad se reúne también los sábados por la mañana en torno a una sijá kedoshá, conversación sagrada sobre la parashá de la semana junto con la lectura de Torá”, explicó el rabino. En marzo comenzarán los programas culturales y educacionales que se planificarán durante el verano.

 

Ilana, fue la primera Bat Mitzvá de Ruaj Ami en agosto del 2008: “Sentía que quería hacer mi Bat Mitzva en Ruaj Amí porque para mí era muy importante leer Torá y estar en una Comunidad donde me pudiera sentir cerca de Di´s” Ruaj Ami lanzó recientemente su programa Makor Jaim, con aproximadamente 12 familias. Según Koritzinsky, la pregunta que ha surgido con mucha frecuencia en relación a esta nueva comunidad ha sido por qué otra comunidad, “¿no hay ya suficientes, no sienten que están cooperando a dividir aun más a la colectividad judía? Nuestra respuesta a esto es clara, hay 8.000 judíos que aún no han encontrado una comunidad en la que se sientan cómodos, no han encontrado SU comunidad, ellos son nuestro objetivo y es para ellos y con ellos con quienes queremos continuar creando Ruaj Ami”.
Dice Judith Scharager, una de las congregantes de Ruaj Ami: “He encontrado un espacio que me ha acogido, que me permite y nos permite convivir con respeto profundo todos quienes tenemos los más variados ritmos y razones para venir acá a esta comunidad judía, que no cuestiona, que acoge, que crece contigo y conmigo, que te da identidad y te sostiene en tu ser judío, que te abre a la trascendencia, a la continuidad infinita del judaísmo, especialmente con la gozosa presencia de los jóvenes que dan energía a nuestra Ruaj Ami”.

 

Para Ruaj Ami la juventud y Tikun Olam son un propósito fundamental.
Nicolás Borzutzky, ex-representante de la juventud en su directorio dice que “Ruaj Ami es un lugar que te acoge, te escucha y te hace participar. Aquí nos sentimos bienvenidos en todo momento”
Ruaj Ami reconoce que hay muchas formas de expresar la propia identidad judía. “Estamos luchando para construir una comunidad que refleje una diversidad donde cada persona pueda encontrar su lugar dentro de la tradición, cultura y religión judía” dice el rabino Koritzinsky, quien añade que “cada persona esta en un camino espiritual. Ruaj Ami existe para ayudar a cada judío a identificar el camino, acompañarlo en este viaje y darle el sustento que necesita”

"No necesito que estés
de acuerdo conmigo,

 
¡Necesito que
te preocupes por mí!"  

Rabbi Jonathan Sacks.
 

¡TRANSFORMA TU VIDA!

RUAJ AMI se nutre del amor, el talento y la inversión creativa de cada uno de los miembros de nuestra comunidad. Nuestra membresía es una expresión profunda de una creencia en una ideología y un compromiso individual en el que cada persona y cada familia se acerca para expandir sus horizontes judíos a través del aprendizaje y el crecimiento espiritual en comunidad.

Lo que pedimos:

Cuando uno se une a RUAJ AMI, pedimos que de alguna manera puedas
(1) Participar en la construcción de nuestra comunidad,
(2) Participar en los espacios de aprendizaje desde una óptica judía para estirar tu corazón y tu mente,
(3) Que te unas a nosotros en algún trabajo hacia el tikkun - reparación - de nuestra ciudad, nuestro país, Israel y el mundo a través de nuestras iniciativas de justicia social.
(4) Ayudarnos a construir y sostener RUAJ AMI con una contribución financiera de acuerdo a tus propias posibilidades. Lo que salga de tu corazón es recibido con profundo agradecimiento. Nuestro modelo se basa en cuotas de membresía fija, y contribuciones continuas de tzedaká por todos los que formamos parte.
Te pedimos que contribuyas con apoyo económico y dedicando tu tiempo, no solo por el beneficio tuyo y de tu familia sino porque crees en lo que hacemos entre todos y que esta comunidad -tu comunidad- está haciendo un trabajo que es importante en el mundo y la comunidad judía de Chile. 

Si tu agenda o tu interés no radica en participar presencialmente queremos contarte que contamos también con contribuciones de personas que entienden la importancia de ayudar con un espacio judío que los represente ideológicamente y como una voz judía única y diferente en Chile.

 

Si estás listo para sumarte a nuestra familia y transformar tu vida llámanos al  +56 2 2893 9884 o escríbenos a contacto@ruajami.cl y estaremos felices de darte la bienvenida.