Brit Milá y Simjat Bat

"El objetivo más elevado de la vida espiritual no es acumular una riqueza de información, sino enfrentar momentos sagrados".
Abraham Joshua Heschel

MÁS
Es una comunidad judía espiritual, religiosa y cultural.
 
Es un lugar de encuentro y es mucho más que eso porque en esencia RUAJ AMI es una forma de ver y vivir la vida. 

BRIT MILÁ Y SIMJAT BAT (Nacimientos)

El primer ritual del ciclo de vida judío es generalmente el que está conectado al nacimiento. Como en todas las ocasiones importantes, el judaísmo ha tratado de santificar la ocasión del nacimiento y marcar la incorporación de un niño recién nacido al pacto con Dios a través de rituales y ceremonias. La ceremonia al ingresar a un niño al pacto se llama Brit Mila, “un pacto de circuncisión”. Un bris, como se lo llama a menudo, ocurre en el 8 día de la vida y no antes, pero puede ser retrasado si hay razones médicas para posponerlo. La ceremonia incluye plegarias específicas para recibir al niño en el pueblo judío, la circuncisión, el anuncio formal del nombre judío o hebreo del niño y bendiciones adicionales. Un bris es una ocasión muy alegre y con frecuencia concluye con una comida de celebración, también conocida como seudat mitzva. El desempeño de la circuncisión es en realidad una obligación para el padre del niño, pero normalmente se designa al mohel, un especialista en el ritual de la circuncisión, para que lo haga por él. Un médico judío también puede servir como mohel siempre y cuando haya pasado por un proceso de entrenamiento para aprender los requisitos particulares de la circuncisión ritual. 

Mientras que el Brit Mila es una tradición milenaria en el judaísmo, nunca ha habido un ritual o ceremonia formal para dar la bienvenida a una niña en el pueblo judío. Diferentes comunidades en diferentes épocas tanto antiguas como medievales han utilizado una variedad de rituales y en las últimas décadas se han actualizado o incluso creado nuevas formas a medida que el judaísmo se ha vuelto más igualitario. La ceremonia para una niña se conoce como simjat bat y no tiene tiempo fijo. Algunos padres han optado por realizar un ritual dentro de los primeros días del nacimiento, algunos otros en el día 8 como paralelo al Brit Mila y otros en el primer Rosh Jodesh (nuevo mes hebreo) ya que Rosh Jodesh es un día de fiesta asociado con las mujeres. Algunos celebran después que la beba tiene un mes de vida, otros en el primer cumpleaños y algunos en una fecha que es simplemente conveniente para los amigos y la familia para reunirse. La ceremonia de un simjat bat se divide en dos partes, una donde la bebé recibe bendiciones y la otra, recibe su nombre hebreo. Este nombre reforzará su identidad judía, su conexión y su pertenencia a nuestra milenaria tradición. Además, es una oportunidad para los padres de subir a la Torá y expresar su agradecimiento por el milagro de la creación y por la trascendencia del paso de una generación a otra. La ceremonia de simjat bat se realiza en torno a Shajarit -servicio matutino- de Shabat. En Shajarit se leerá de la Torá, un hermoso momento para honrar a las personas que acompañarán a su hija a lo largo de su vida.  Para ello, deberán comunicar con anticipación a quienes deseen honrar. Se acostumbra que los padres reciban la última aliá. Con la última aliá -con los padres presentes y la niña en sus brazos- se la bendice y se anuncia el nombre hebreo. Luego de la ceremonia  se acostumbra a hacer un Kidush en honor a la recién nacida. En ese momento (kidush) es una ocasión muy especial para que los amigos o familiares dediquen unas palabras, un brindis, una canción, etc.   

Si necesitas más información, detalles o ayuda llámanos al +56228939884 o escríbenos a contacto@ruajami.cl y nos pondremos en contacto a la brevedad.