PARADOJAS DE LA LITERATURA ISRAELÍ